Brazo de gitano con nata y crema quemada

A Rebeca hacía tiempo que el estomago no se le hacía una bola, que los nervios le impedían comer. Pero los fantasmas de la vida se habían escapado de ese armario que tan bien había armado recordándole un estado al que no deseaba volver y que le resultaba difícil de entender. El cerebro es traidor y nos es más fácil recordarnos de nuestras debilidades que de nuestras fortalezas. En la que le permitió salir adelante tanto tiempo atrás. En eso pensaba cuando finalmente abrió la nevera, cogió un trozo de brazo de gitano y se lo zampó sin plantearse que no había ni almorzado.


El sabor de la crema quemada permitió a su mente dispersarse un breve momento. Como si su estomago se hubiera compinchado con su cabeza en uno de esos raros momentos donde la mente y el cuerpo deciden ir a una.


¿Cómo se entierra un fantasma que ha decidido resucitar? Quizá su error fue tratar como fantasmas lo que no eran. Confundir el ectoplasma con la mala baba. Evitar, esquivar los conflictos en vez de plantarles cara. Pero a Rebeca, de carácter sensible y conciliador, siempre le había costado entender de batallas y de guerras. Aunque su vida siempre hubiera sido una lucha hacía delante.

Rebeca se levantó del salón y volvió a abrir la nevera. Definitivamente hoy se olvidaría de la dieta.




Brazo de gitano
de nata y crema quemada

Lo sé el nombre no es políticamente correcto, pero me costaba poner rollo de nata. En parte porque este postre lo relaciono con mi infancia y en mi infancia se llamaba así. Soy consciente de que las fotos no son las mejores que he hecho pero es un postre bastante sencillo y que siempre resulta. A mi hijo le encanta y se lo debía desde hacía tiempo. Eso sí los platos japoneses de Claudia & Julia lo resuelven todo.

¿Vamos a por él? La receta es de Hofmann.

Ingredientes para la plancha de bizcocho:

Estas cantidades dan para dos planchas. Podéis hacer una y el resto de masa ponerlo en un molde en forma de bizcocho.

5 yemas a temperatura ambiente
1 huevo
5 claras de huevo
120 g de azúcar (60+60)
60 g de fécula de patata (también sirve el almidón de trigo y la harina de arroz)
60 g de harina floja (se puede sustituir 15 g por cacao en polvo)
La ralladura de un limón
1 pizca de canela

Precalentamos el horno a 230º.

Blanqueamos las yemas, el huevo y 60 g de azúcar durante al menos 10 minutos. Añadimos la ralladura del limón y la canela.

Aparte tamizamos la harina junto a la fécula y lo añadimos a la mezcla de yemas con la máquina parada y mezclando con la ayuda de una espátula. Aparte montamos las claras muy bien con los 60 g de azúcar restante que añadimos en tres veces.

Vertemos la mezcla de huevos y harina encima de las claras y mezclamos de forma envolvente con la espátula.

Ponemos un silpat encima de la bandeja de hornear y extendemos la masa con la ayuda de una espátula de codo de manera que nos quede lisa y de un centímetro de grosor. La masa se baja rápido y no puede estar más de media hora fuera sin hornear.

Una vez la tenemos horneamos unos 4/5 minutos. Volcamos sobre un papel de hornear y dejamos enfriar.

Ingredientes para la crema:

Esta crema es la que utilizamos para quemar. Como veréis tiene bastante azúcar pero esto no quita que esté igual de rica para comer.

100 g de leche (70+30)
150 g de azúcar
2 huevos
20 g de maizena
Azúcar glas para quemar

Diluimos la maizena con 30 g de leche fría. Añadimos los huevos y batimos. Aparte, en un cazo, hervimos el azúcar con la leche restante. Vertemos encima de los huevos y mezclamos rápido y vertemos todo junto de nuevo al cazo mezclando sin batir en exceso pero vigilando que no se agarre en los laterales hasta que coja textura.

Vertemos la crema sobre una bandeja de plástico envuelta con film (puede ser la tapa de un tupper). Dejamos enfriar, cubrimos con film y dejamos en la nevera.

Relleno:

300 g de nata montada con 30 g de azúcar

Montaje:

Para montarlo, pulimos la plancha cortando los laterales de manera que nos quede un rectángulo bonito. Cubrimos toda la plancha con una capa fina de nata, pero poniendo una buena cantidad en uno de los extremos a lo largo. El brazo de gitano no se tiene que enrollar a base de dar vueltas sobre él. No es una bûche. Pero si os resulta más fácil enrollarlo no pasa nada. En principio cogemos la base más larga, ayudándonos del mismo papel para cubrir la nata, le damos una vuelta y luego con la ayuda de una bandeja apretamos bien. La nata tiene que salir literalmente de los extremos. La parte del cierre tiene que quedar hacia abajo. Como la cubrimos de crema no pasa nada si la parte de fuera es la más bonita o no. Pero si la quisiéramos cubrir por ejemplo con azúcar glas sería mejor el lado "piel".


Una vez lo tenemos enrollado es mejor dejarlo en la nevera al menos 30 minutos. Extendemos la yema por encima del brazo con la ayuda del mismo film que hemos utilizado para cubrirla. Por encima y por los lados. Espolvoreamos bastante azúcar glas y quemamos. Y si es necesario añadimos más azúcar glas para quemarlo mejor. Yo utilizo uno eléctrico bastante caro pero en Amazon podéis encontrar de mucho más sencillos.

Espero que os guste.

Entre Harinas y dulces caseros

Bueno, soy consciente de que estoy rompiendo con el contenido del blog últimamente pero han sido muchos meses de trabajo y me hace mucha, mucha ilusión compartir con vosotros el resultado final de todo esto y que tiene nombre propio! Entre Harinas y dulces caseros.

Entre Harinas, Demodé Books

Sí, mi bebé ya está a la  venta! Mi tercer bebé tras mis hijos para ser exactos. Mi primer libro en formato electrónico e interactivo! 130 páginas! Sí, habéis oído bien! 130! 20 recetas nuevas con mis fotos y cada una introducida por uno de mis relatos recreando una atmósfera muy especial y diría que muy femenina. Aunque esta vez también tiene protagonistas masculinos porque para qué engañarnos ellos también tienen sensibilidad y mucho que contar. 30 recetas de pastelería básica. Y cuando digo básica no me refiero a fácil, sino a masas y rellenos con los que podréis elaborar a partir de ellas muchos otros postres. La base de la pasteléria francesa y alguna que otra americana. Porque esto es lo que me gusta, poder aprovechar una receta y hacer mil otras a partir de ellas! Jugar, disfrutar, crear!

Entre Harinas y dulces caseros, Apple cheesecake

Es el resultado de  años de aprendizaje en pastelería que deseo compartir con todos vosotros. Quería que pudieráis recrear en casa los postres de una pastelería.

Son recetas realmente buenas y que están introducidas por técnicas, una descripción de ingredientes, terminología y paso a paso. La maquetación que ha hecho Demodé Books es preciosa y ha sido un auténtico placer trabajar con ellas. Y lo mejor es que cada vez que haya una modificación en el libro recibís la nueva versión sin más.

Massini, Demodé Books, Entre Harinas

Y es que detrás de este proyecto, personal para mí, hay unas mujeres que son increíbles y que han querido crear una plataforma para bloggers, o personas creativas para que se muestren al mundo en forma de libro y de forma justa. Y no hay nada más bonito que trabajar con personas con valores y en las que crees y que creen en tí.

Galletas de te matcha, Demodé Books, Entre Harinas

Hemos elegidos un pequeño grupo de bloggers y personas que valoramos y amamos por distintos motivos para la promoción del libro y ya podéis disfrutar de algunos descuentos del 20% y sorteos en sus RSS. Aprovechad y compartid conmigo vuestros comentarios! Vuestra opinión es vital para mí!

Financiers de coco, Entre Harinas, Demodé Books

Iré anunciando a través de Facebook e Instagram dónde podeís participar. De momento mis hadas son:

Cris de Us en Llepareu els dits Cris_hebe
Ester, alias La Cuinera, Ester.roelas
Ana de Bateaulune (también en FB)
MariaLuisa De cocinas y tacones

El sorteo de Ester terminó ayer y la ganadora fue Lola Cartienz. Esta es su primera impresión sobre el libro:

"Gracias por este libro tan bonito cargado de historias y recetas espectaculares. Por lo poco que he visto es increíble. Gracias. Gracias"


Pero por supuesto no podía dejarlo todo en manos de ellas, por lo que yo también sortearé a partir de hoy y hasta el día 30 de Abril uno de mis libros a través de mi cuenta de Instagram e Facebook!

¿Las condiciones? Dejarme un comentario con vuestro postre con "efecto Ratatouille". Es decir ese que os transporta a vuestra infancia o a un momento único en vuestra vida. Explicadme que os recuerdo ese postre. Quiero oír vuestras historias! Todos los comentarios participarán en el sorteo. Anunciaré el ganador/a el 1 de Mayo, día de la madre.